El mundo es grande

img-gallery-el_mundo_es_grande-03
img-gallery-el_mundo_es_grande-06
img-gallery-el_mundo_es_grande-02
img-gallery-el_mundo_es_grande-01
img-gallery-el_mundo_es_grande-04
img-gallery-el_mundo_es_grande-05

Esta es la historia de un joven búlgaro que fue criado para ser un hombre alemán.

Bulgaria 1980. Las nubes se ciernen sobre la infancia idílica de Alex en una pequeña ciudad de provincia: la milicia comunista quiere que su padre espíe a su abuelo Bai Dan (Miki Manojlovic, Gato negro, gato blanco), el rey local de backgammon. Alex con sus padres deciden emigrar a occidente.

Veinticinco años después Alex despierta en un hospital alemán tras sufrir un grave accidente de automóvil en el que pierde la memoria.

En un intento por curar su amnesia, su abuelo Bai Dan viaja a Alemania y juntos emprenden un viaje de retorno a Bulgaria, un viaje espiritual hacia su pasado

Mientras viajan por el tiempo y por el espacio, cruzando media Europa a bordo de un tándem, juegan al backgammon, el juego más sencillo y sin embargo el más complejo de todos.

El viaje y el juego consiguen que Alex recupere poco a poco su memoria y con ella, la voluntad de vivir de nuevo. El juego simboliza la historia: El destino es el dado que tenemos en nuestras manos, y la vida es un juego a medio camino entre la suerte y la habilidad. La película está basada en la novela autobiográfica de Ilija Trojanow.

[TABS_R id=5324]